Como hacer la seccion aurea

Cómo hacer la proporción áurea

Cuando se recortan imágenes, es fácil identificar el espacio en blanco que hay que recortar. Pero, ¿cómo te aseguras de que la imagen sigue estando equilibrada después de cambiar su tamaño? Puedes utilizar la Espiral Dorada como guía para la composición de la imagen.

El autorretrato del artista alemán Albrecht Durer con un abrigo de piel, de alrededor del año 1500, muestra al pintor en una pose que tradicionalmente se había reservado para Jesús o los monarcas. El pelo de Durero crea un triángulo que divide la obra en secciones doradas. El rostro del pintor también está enmarcado por líneas verticales que estructuran el cuadro según la proporción áurea.

Con su «Hombre de Vitruvio», Leonardo da Vinci creó un impresionante sistema de medición de la proporción áurea basado en el cuerpo humano. Se cree que la [supuesta] primera aplicación de la proporción áurea en la arquitectura es la Gran Pirámide de Giza. Aunque no hay ningún escrito documentado que confirme su aplicación, existe una proporción áurea dentro de la forma triangular con un margen de precisión del 0,025%.

Además, con un margen de exactitud del 0,1%, aparece «Pi». La aplicación de estos dos métodos matemáticos de diseño es a menudo discutida. Sin embargo, las proporciones casi perfectas hacen muy difícil creer lo contrario.

Esto nos lleva a presentar. la media de oro. Se trata de un número mucho menos complicado, 1,618, que suele ser la proporción más aceptada y realista que se aplica en el diseño arquitectónico como método para garantizar una jerarquía equilibrada de escalas.

Aunque la importancia de estas proporciones es, por supuesto, secundaria con respecto a la integridad estructural, un guiño en la dirección general de este principio puede tener un efecto dramático en el atractivo de la propiedad. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estas medidas se suelen utilizar de forma aproximada o como reglas empíricas y no como números fijos. A menudo, las limitaciones prácticas, como los materiales, las obras y los errores humanos, hacen que sea muy complejo cumplir la proporción con exactitud